Programa Academico

Resumen Académico

Sirviendo al Área Metropolitana de Atlanta desde 1985, The Cottage School ofrece un programa educativo innovador para estudiantes de escuela intermedia y superior con discapacidades de aprendizaje, Trastorno de Déficit de Atención e Hiperactividad (TDAH), y/o problemas sociales/emocionales que han tenido dificultad en ambientes escolares tradicionales.  Completamente acreditada por la Asociación de Escuelas Independientes del Sur, la Asociación Sureña de Colegios y Escuelas, y la Comisión de Acreditación de Georgia, la escuela atiende a aproximadamente 150 estudiantes de 6to a 12mo grado.  Con una proporción máxima de estudiante a facultad de 10 a uno, clases pequeñas que se acomodan a distintos estilos de aprendizaje e instrucción altamente individualizada, The Cottage School brinda un programa académico global de preparación universitaria, así como clases vocacionales y clases especiales interactivas que incluyen carpintería, artes culinarias, drama, arte, diseño de jardines y debate.

Diseñado cuidadosamente para cumplir con las normas de graduación de escuela superior del Estado de Georgia, además de los requisitos de la beca HOPE, el programa de estudios también expone a los estudiantes a una variedad de situaciones y temas que les ayuda a liberar sus talentos únicos y encontrar su sitio en la vida.  Todos los graduandos deben preparar un plan aprobado de postsecundaria como parte de sus requisitos de graduación.

El punto central del programa de The Cottage School enseña a los estudiantes las destrezas básicas de trabajo que les resultarán esenciales como adultos. Entre las técnicas de aprendizaje únicas de la escuela está el sistema de administración de tiempo, similar a los planificadores diarios que muchos adultos utilizan. Los estudiantes reciben tareas en períodos de dos semanas, lo cual les permite la planificación a corto plazo, con recompensas por terminar las tareas en un tiempo oportuno.

Un “sistema de tareas con retroalimentación” recompensa a los estudiantes por completar sus tareas a tiempo por medio del pago de un “salario simulado” que ellos manejan a través de una cuenta corriente y de ahorros. Los estudiantes aprenden que los sueldos pueden aumentar por un trabajo bien hecho y aprenden el valor de ahorrar para pagar por privilegios, tales como actividades fuera del plantel escolar o viajes.  Cada segunda semana, los estudiantes participan en “niveles”, un modelo de una reunión de personal corporativo, en el que los estudiantes pueden solicitar promociones, dar o recibir observaciones de sus compañeros y maestros, y discutir asuntos de interés.  Un código de vestimenta y una ética respetuosa de trabajo desarrolla conciencia y aprecio por el atuendo apropiado para el trabajo.

Estudiantes de intermedia trabajando en un proyecto para la clase de arte.

Estudiantes haciendo un experimento en clase de química.

Estudiantes de secundaria en clase de inglés.